Anterior

Travel

En este hotel podrás vivir el Diario de una pasión

¿Eres adicto al chocolate? La ciencia te lo dice

Gourmet + Drinks |

Por Teo Rodav Todos, en algún momento de nuestras vidas, hemos necesitado del chocolate en nuestras vidas, ¿o no? Pero qué pasa cuando comer chocolate, más que un antojo ocasional se convierte en una necesidad en cada momento del día. ¿Podemos ser adictos al chocolate?

Es sabido por todos que existen muchos mitos y realidades alrededor del chocolate, incluso, en algún momento se dijo que el cacao beneficiaba al corazón, aunque más tarde se presentaron estudios que aseguraban que se trataba de un alimento tan adictivo como la heroína, entonces, ¿es bueno o malo comer chocolate?

Podríamos relacionar la necesidad de chocolate en nuestras vidas con el pasado histórico de nuestro país, y es que vale la pena recordar que los Mayas, usaban el cacao como moneda, lo ofrecían a cambio de comida u objetos “de necesidades básicas”. Ya sé, suena a pretexto, pero todo tiene que ver, y así lo ha dicho la ciencia.

Con la tasa nacional de obesidad aumentando por encima del 35 por ciento , los científicos han estado profundizando en las formas en que los alimentos afectan el cerebro y, a su vez, cómo el cerebro puede dictar nuestra ingesta de alimentos. Los síntomas de la adicción a la comida pueden parecerse mucho a la adicción a las drogas: hacer todo lo posible para comprar los productos. Se ha descubierto que tanto las drogas adictivas como los alimentos particularmente “ricos” liberan dopamina, un neurotransmisor asociado al placer, en una región del cerebro que se ha denominado el “circuito de recompensa”.

Después de un tiempo, el circuito de recompensa comienza a reaccionar al solo pensar en estas cosas placenteras. Una vez que comienzas a asociar estas cosas para sentirse bien con buenos sentimientos, tu cerebro comienza a exigirlas.

No hay mucha evidencia que demuestre que podemos desarrollar la dependencia del chocolate de la misma manera que podemos desarrollar la dependencia a las drogas. Y a pesar de que algunos de nosotros pensamos que es un problema médico, los antojos del chocolate y el “chocoholismo” son fenómenos bastante predominantes, al menos entre los estadounidenses.

Aunque comer chocolate sin parar podría no ser lo mismo que tener una adicción a las drogas, es importante examinar los factores fisiológicos, culturales y ambientales que podrían aumentar nuestro consumo hasta el punto de abuso.

 

Siguiente

What To Do

Este 14 de febrero, cásate de mentiras en CDMX

Spot de la semana y colaboraciones