Anterior

Gourmet + Drinks

Los panes de muerto más extraños que encontrarás en la CDMX

Jackson Hole un destino de ensueño para el invierno

Travel |

-Por Ana Varguez Bienvenidos a un paraíso invernal, Jackson Hole es el destino vacacional perfecto para todos, no importa sí se trata de una familia o tal vez un viaje romántico seguramente encontrarás algo que te enamorará de este lugar.

Existen vuelos directos desde 12 ciudades de Estados Unidos, lo que lo convierte en el destino más accesible de las Rocalllosas, por lo que tan solo te tomará 30 minutos llegar desde el aeropuerto.

Famoso por su característica nieve “powder” con 1260 metros para esquiadores de todos los niveles, que pueden recorrer sus diferentes pistas mientras la adrenalina se apodera del cuerpo.

¿No sabes esquiar? ¡ese no es un problema! En la nueva estación de Solitude con aproximadamente 645 instructores certificados, harán de tu experiencia algo memorable.

Pero no sólo se trata de deportes extremos, la ciudad de Jackson ubicada a 19 kilómetros del resort de Jackson Hole y Teton Village, cuenta con un sin fin de opciones desde tiendas hasta extraordinarios restaurantes, sin dejar afuera la vida nocturna para relajarte después de un día de esquí.

Una de las maravillas de este destino es sin duda alguna su comida, pues satisface hasta el paladar más exigente, su contraste de sabores te llevarán por un viaje gastronómico inolvidable.

Nosotros tuvimos la oportunidad de degustar un menú preparado por los chefs Michael Goralski chef ejecutivo, Gavin Fine dueño de un bistró franco- estadounidense y Michael Britton, jefe de cocina de Piste Mountain.

Comenzamos con los aperitivos: Combinados con un Limon Jackson Hole (bebida tradicional de la casa, preparada con JH Stillworks Vodaka, vermut dulce y jugo de limón)
Papas Dauphine Ailoli de Azafrán, Caviar y Cebollín- la combinación de sabores hicieron de esto algo único en su tipo
Pechuga de Pato Ahumada, Panecillos de Manzana y Maíz, Salsa de arándanos- un sabor auténtico que nos hizo sentir que estábamos llegando a casa.
Queso de cabra con pistache: contraste de texturas ¡que nadie debería perderse!

 

Para el primer tiempo probamos Carpaccio de ternera Arúgula, Parmesano, Semillas de Mostaza en Escabeche, Rábano, Granola, Vodka de Wyoming y Huckleberry Gel, la frescura de este platillo fue perfecta para darle paso a un sin número de sabores que vendrían a continuación, cabe mencionar que el vino M Moment Rose fue la compañía perfecta para este maravilloso comienzo.

Pasamos al segundo plato, Lubina Marinada, Camarón en Escabehe, Alazán, Nabos, Chirivia Ahumada y Trufa de Crema de Maíz, los sabores del mar se hicieron presentes en este platillo.

Para el tercer tiempo sirvieron Lomo de Cordero Sasado y Mejilla de Cordero Estofado, Risotto de Kale, Calabaza Albahaca y Salsa de Pimiento Dulce, presentadas de una forma que conquistarían hasta al paladar más exigente con la mezcla de texturas pues pasamos de lo crujuente del cordero hasta la suavidad del Risotto.

Para finalizar subimos a la cima de la montaña, es decir llegamos al postre un Pastel Red Velvet Cheesecake, Remolacha y Cocoa que hicieron del final de este viaje algo dulcemente inolvidable.
Así que recomendamos ampliamente que visiten este recinto vacacional, que sin duda alguna se convertirá en un sinónimo de experiencias inolvidables, déjense conquistar por Jackson Hole y sus maravillosos paisajes que parecen salidos de un libro de cuentos.

Siguiente

Fashion

Los 70s regresan en la nueva colección de Ferragamo eyewear

Spot de la semana y colaboraciones