Por Claudio Andreu

Todos en alg√ļn momento sentimos celos sin importar raza, sexo, religi√≥n o como te educ√≥ tu mam√°. Es una respuesta natural a cuando te sientes poco valorado, en comparaci√≥n con otra persona por un ser querido. En realidad una peque√Īa dosis de celos son una se√Īal de que tu pareja te importa. Tampoco hay mucha ciencia y no est√° mal sentir celos, lo malo es cuando se vuelve algo patol√≥gico, entonces s√≠, ah√≠ es momento de gritar. ¬°aiuuuraaa!¬†

Los celos pueden llevarte del amor al odio en tan solo segundos y es muy importante identificarlos, pueden ser provocados por alguna enfermedad como la paranoia o se pueden volver algo patol√≥gico debido a una experiencia previa traum√°tica, pero nada de esto justifica cuando se act√ļa de manera irracional.

En general los hombres son más celosos que las mujeres debido a que en el cerebro masculino la hipófisis es mucho más grande y esta es la responsable de controlar este sentimiento, además la testosterona hace que el instinto de protección sea más fuerte.

Por otro lado sabemos que las mujeres también sufren por este sentimiento y les importa mucho más una infidelidad emocional o sentimental a diferencia de los hombres que lo que más les duele es una infidelidad sexual.

Dejemos de normalizar frases como ‚ÄúSi me dan celos es porque te quiero‚ÄĚ, ‚Äúpreocupate cuando me dejen de dar celos‚ÄĚ o ¬®soy celos@ por que te amo‚ÄĚ. Definitivamente el origen de todo esto es la falta de autoestima, o poca seguridad, al pensar que esa otra persona va a cubrir necesidades que nosotros no podemos.

Lo primero es entender que la otra persona no nos pertenece, por lo tanto es libre de ser y hacer lo que quiera. Debemos tener la seguridad de que lo que nosotros ofrecemos es lo que ella o él quiere y aunque encuentre a alguien que nos supere en el físico, química, biología o hasta las matemáticas… así somos y para esa persona es suficiente, y perdoooon si no somos lo que la otra persona busca, pues no lo somos y punto, no la puedes retener en contra de su voluntad.

Lo peor que puedes hacer cuando empiezas a sentir celos es alimentarlos más. En ese momento trata de calmarte y pensar en otra cosa, es importante buscar ayuda profesional cuando esto es incontrolable. Repito ES IMPORTANTE BUSCAR AYUDA PROFESIONAL CUANDO SON CELOS INCONTROLABLES. Ahora bien, si tu eres la víctima del celoso, huye y cuéntaselo a quien más confianza le tengas.