No menu items!

¡Descubre a qué edad produces el llamado «olor a viejito»!

-Por Paulina Garcia- ¿Pensabas qué el olor a viejito era un mito o solo lo era producto de nuestra imaginación? El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC),  dio a conocer que este olor existe y no debes esperar hasta los 80 años para oler así.

Este olor lo causa una molécula llamada 2-nonelal, la cual se genera al oxidarse la piel de forma natural, ¡sorpresa! Este olor se empieza a producir a partir de los 30 años.

Entre los 30 y 40 años, este olor se comienza a percibir debido a los cambios hormonales que se dan en esta etapa de nuestras vidas ya que la producción de 2-nonenal es más alta y es probable que se comience a percibir un olor a grasa vieja, que es fácil a esta edad disimular con perfumes o desodorantes.

Por cierto este olor no se quita o disminuye con el baño diario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Discover

Sponsor

Latest

Celebra tu amor de manera original este 14 de febrero en el MODO

Por Gabilú Mireles- Para un plan diferente el 14 de febrero, en el que puedas inmortalizar tu relación de pareja, lánzate a las jardineras...

Nuevo diseño en el billete de 500 pesos dice adiós a la imagen de Diego Rivera

Banco de México dará a conocer un nuevo diseño en el billete de 500 pesos este lunes 27 agosto. El diseño será cambiado debido...

Visita el museo del ramen y personaliza tus fideos

Por Teo Rodav- ¿Te imaginas dormir en una estantería oculta, o probar un helado que nunca se derrita, o simplemente visitar una casa minimalista?...

Zac Efron interpretaría a Fred Jones en nueva película de “Scooby Do“

Por Teo Rodav.– Si de versatilidad actoral hablamos, Zac Efron se ha convertido un sinónimo de este calificativo, y es que podemos verlo siendo...

Presentan auto con vidrios indestructibles, y los rompen durante su lanzamiento

Durante la presentación del nuevo Tesla, llamado Cybertruck, una versión mejorada y futurista de la Pickup, Elon Musk, CEO de la marca, se enorgullecía...